Diálogo y democracias representativas

Es claro que la forma de gobierno tiene su legitimación en el origen del poder y la determinación del fin. Tratándose de democracias representativas, hay dos grandes manifestaciones: Gobierno presidencialista y Gobierno parlamentario. En las repúblicas, el origen del poder reside en el pueblo, como titular de la soberanía popular y el fin legitimador es ponerlo al servicio del bien común. Dentro de una República, tanto los gobiernos presidenciales como los parlamentarios, pueden ser eficientes, pero el tejido social de un