El Tratado de 1864, en Ginebra Zuisa

Durante el Imperio Español en América, los conflictos navales europeos se desplazaron al Mar Caribe, el cual era afectado en los primeros años del descubrimiento como un lago español. A partir del siglo XVII, el Mar Caribe se convierte en la cancha gallera donde se forman las fuerzas navales de las potencias europeas (Germán Arciniegas). [1] Y es que España despierta los celos de Europa al descubrir en América riquezas incalculables.  En el siglo XVII comienza Inglaterra su penetración en las